Only a devil like you.¹

Only a devil like you.¹

«Yo sabía que él deseaba con cada poro de su ser que el diablo también le dictara en sueños su propio trino, pero la música y el talento eran un regalo que la existencia le daba a la sinceridad, y ni él ni yo éramos sinceros».

Nocturno en Do Menor.

Princesa Hernández.

¹ Devil like you, Gareth Dunlop.

I’m in too deep.¹

I’m in too deep.¹

«Grité que volvieras. Y volviste. No eras el mismo. Ojos sin luz. Quijada rota. Me asusté. Ahora sí alzaron los cuervos el vuelo. Perecía el sereno. Entonces los hombres de paja me hablaron, esos que ahuyentan a las aves y no las dejan volver. Y lo supe: debí pactar con la bruja, pero me resistí. Te deseé como antes, por eso no tuve de otra. Y no sé si el diablo me lo perdonó. Porque aquí abajo sólo calan los huesos y ya nadie huye del sereno».

El sereno.

Diana Isis del Hoyo Cortés.

¹ Devil like you, Gareth Dunlop.

Minientrada

Clases de negro.

• DESCANSAMOS LOS MARTES •

🍸

• MINIFICCIÓN •

Anecdotario:
Negro y Grande.

Alfredo Beltrán León

Dos hombres en una banca esperando el camión.
Uno lleva una correa en la mano, el otro, sólo su mano.
—¿Puedo tocarlo? —pregunta uno; el otro asiente ligeramente. Se sorprende.
—Pensé que te referías al perro…
—¿Quieres que pare?
—No.
Y la noche se volvió un efluvio.

🍸

Palabras para descansar II.

Palabras para descansar II.

Tumba

Tiene su raíz en el indoeuropeo teu, ‘hincharse’, del cual derivó el tymbos, un ‘túmulo o montón de tierra’, y que el latín tomó prestado en el siglo XVIII para quedar con el mismo significado. En la actualidad se emplea para describir al agujero que se cava en la tierra y en el que se depositan los cuerpos de los difuntos.

• • •

«Antes de entrar al cementerio se detuvo a comprar un ramo de flores amarillas de las más baratas. Al llegar encontró la tumba cubierta de tierra y polvo, el piso repleto de ramas secas y tallos rotos; limpió todo, depositó las flores y luego se inclinó a orar en silencio. Su mente se entretuvo recordando algunos momentos vividos con su padre. Eran siempre los mismos escasos recuerdos. Hasta allí había completado ya toda la rutina que significaba una de esas visitas al cementerio».

El retrato. Dante Bobadilla.

Visión de argonautas.

Visión de argonautas.

«She is a mermaid, but approach her with caution. Her mind swims at a depth most would drown in».
J. Iron
Word

Aires venturosos.

Aires venturosos.

«—Ah, por eso… por eso…
Los demás no podían verlo, no podían sentirlo en su interior, porque aún estaban tan dentro de la vida. Él, que ya casi estaba fuera de ella, lo había visto, lo había sentido en ellos. Por eso, aquella mañana, la niña no sólo temblaba, palpitaba; por eso la nuera se reía y se vanagloriaba tanto de su pelo; por eso aquella sirvienta suspiraba, por eso todos tenían aquel aire insólito y nuevo, sin saberlo.
Había llegado la primavera».

-Hilo de aire.

Luigi Pirandello.

Cruel desdén.

Cruel desdén.

Anna volvió a encender la lámpara y, de nuevo, contemplando la imagen, se sintió atraída por la expresión de aquellos ojos. ¿Ella también, por tanto, había sufrido realmente por él? ¿Ella también, al darse cuenta de no ser amada, había sentido aquel vacío angustioso?
—¿Sí? ¿Sí? —Anna, ahogada por el llanto, le preguntó a la imagen.
Y entonces le pareció que aquellos ojos buenos, apasionados, la compadecían a su vez, se apiadaban de aquel abandono, del sacrificio no retribuido, del amor que quedaba encerrado en su pecho, como un tesoro en un cofre, del cual su marido tenía las llaves, que —avaro— no utilizaría jamás.

-Con otros ojos

Luigi Pirandello

Mimetista de papel.

Mimetista de papel.

«Hubiera podido vivir más que discretamente con su dinero si, por la compra de tantos y tantos libros que le ocupaban desordenadamente la casa, no se hubiera endeudado. Al no poder comprar más libros nuevos, había releído los viejos, volviendo a masticarlos uno por uno, desde la primera hasta la última página. Y como aquellos animales que, por defensa natural, asumen el color y las cualidades de los lugares y de las plantas donde viven, así poco a poco se había vuelto casi de papel: el rostro, las manos, el color de la barba y del pelo. Descendida, dioptría por dioptría, toda la escala de la miopía, hacía unos años que parecía realmente comerse los libros, incluso materialmente, acercándoselos tanto al rostro para leerlos».

-Mundo de papel

Luigi Pirandello.

Amor Superlativo.

Amor Superlativo.

• DESCANSAMOS LOS MARTES •

🍸

Dime, dime tú

Qué es esto que siento, que me inflama el corazón; que me produce taquicardia y me falta la respiración. Qué es esto que siento, como arena resbalando entre mis dedos, sin saber siquiera cómo controlarla, que aunque corra de mis manos, en algo siempre permanece. Qué es esto que siento, que vulnera mis pasiones, que maniata mis deseos e impera en mis sentidos. Qué es esto que siento, que moja figurando entre mis ojos tu imagen espectral. Qué es esto que siento, como aire ventarroso que sin embargo resulta cariñoso. Como misterio que sacude mi alma y la inquieta. Qué es esto que siento, que al calor de tus besos belfa mis labios y ataranta mis ideas. Qué es esto que siento, dime, dime tú que eres la causa, el efecto. Tú, todo mi veneno y también antídoto de esto que siento, amor.
Qué es esto que siento, que a cada palpitar desborda y electrifica el alma; qué es, que no lo veo, más lo siento y lo glorío.

Marco de Mendoza.

🍸