Ciencia Ficción Dura.

Ciencia Ficción Dura.

«Es curioso: Nuestros antepasados se imaginaban como la única especie inteligente. De cualquier manera, el encuentro fue una sorpresa para ambas culturas. Bien mirado, es raro que la nuestra sea la primera visita cara a cara (aunque los fractales no tenga una). La comunicación por radio no es suficiente para llegar a conocer a nadie».

La otra orilla.

Orlando Guzmán.

*Este cuento es una muestra de la ciencia ficción dura que se produce en nuestro país, mezcla entre clases de física, y anécdotas del autor ligados a la poesía de Octavio Paz.

Adecentar las penas.

Adecentar las penas.

• SERIALES •

RATCHED

Gwendolyn Briggs (Cynthia Nixon)
—¿Crees en ellas?

Mildred Ratched (Sara Paulson)
—¿Cómo?

Gwendolyn Briggs (Cynthia Nixon)
—En la lobotomía. ¿De verdad crees en ella?

Mildred Ratched (Sara Paulson)
—Si hace lo que dice que hace, sí, por supuesto. Una mente perturbada no puede aliviar su propio dolor. A una persona pueden agobiarle ciertos impulsos e instintos que destruyen su vida.

Gwendolyn Briggs (Cynthia Nixon)
—Pero entonces, ¿no jugamos a ser dios?
¿No estamos diciendo que hay sentimientos que están bien y otros que están mal?

Maildred Ratched (Sara Paulson)
—Pero es que existe el bien y el mal, señora Briggs, creo en eso y lo creo porque lo he visto. Creo que hay emociones que es peor sentirlas que simplemente no sentir nada.

No se metan con ella…

No se metan con ella…

Henríquez Lara

Estudio

«Si la pregunta por el sentido de la vida nos parece trágica es porque la pregunta resulta mucho más evidente que la respuesta».¹

Jean Grondin

La muerte cala de veras.

Caladeveras
Henríquez Lara
Caladeveras
Henríquez Lara
Caladeveras
Henríquez Lara
Caladeveras
Henríquez Lara
Caladeveras
Henríquez Lara

¹ «En cierto sentido, acaso brutal, la pregunta parece arruinar toda posibilidad de respuesta» .

 

Parábola vívida.

Parábola vívida.

«—En uno de sus poemas más bellos se concibe a sí mismo como una rémora pequeñita adherida al cuerpo de la gran ballena nocturna, la esposa dormida que lo conduce en su sueño. Esa enorme ballena femenina es más o menos el mundo, del cual el poeta sólo puede cantar un fragmento, un trozo de la dulce piel que lo sustenta.
—Me temo que sus palabras desconcierten a nuestros lectores. Y el señor director, usted sabe…
—En tal caso, dé usted un giro tranquilizador a mis ideas. Diga sencillamente que a todos, a usted y a mí, a los lectores del periódico y al señor director, nos ha tragado la ballena. Que vivimos en sus entrañas, que nos digiere lentamente y que poco a poco nos va arrojando hacia la nada».

-Interview

Juan José Arreola.

Meletea.

Meletea.

«Podrían hablar largo y tendido de sus cosas. Él, por sobre todo, temía el uso literal de esta última expresión, “tendido”: para empezar: ¿de qué iban a hablar cuando no tenían ya nada para decirse?, y para terminar: de cada oportunidad en que estuvieron separados y ella le propuso conversar largo y tendido, había nacido uno de los niños».

Wnderschön.

Patricia Suárez.