Miau.

Miau.

SE DICE QUE… ūüí≠

‚ÄúNo es cierto que los gatos nunca se r√≠an. Los seres humanos se equivocan al pensar que son las √ļnicas criaturas capaces de hacerlo. Cuando me r√≠o, los orificios nasales se me ponen triangulares y la nuez me tiembla. Pero mis amos parecen no darse cuenta‚ÄĚ.

‚öú YO, EL GATO ‚öú

Natsume Soseki

… ūüí≠

Espiritismo falaz.

Espiritismo falaz.

¬ęMoco era un garabato seco, de nariz ca√≠da y ojos fuera de la cara. Hab√≠a sido m√ļsico y adivino y es¬≠piritista en alguna parte. √Čl fue quien meti√≥ aquella fiebre en todos. Comenz√≥ a hablar de fuerzas secretas y se√Īales en la mani¬≠gua, y todos tambale√°bamos. Amiana lo ten√≠a para eso, para opiar a la gente y divinizar a Amiana. La isla, dec√≠a, hab√≠a surgido para sostener a Amiana; los esp√≠ritus le tra√≠an hombres para que se sirviera de ellos, y lo guardaban para que nadie pudiera tocarlo. Amiana quer√≠a a Moco por esto. Nosotros sab√≠amos, algunos, que Moco no hab√≠a sido nunca espiritista, que en su cabeza hab√≠a otra cosa. Hab√≠a sido violinista en un teatro al aire libre, y nada m√°s. Ahora viv√≠a por la manigua, oculto en los matorrales, y en cuevas que hac√≠a en el suelo, hablando con los esp√≠ritus, dec√≠a a Amiana. A veces adivinaba cosas. Ten√≠a una vista muy aguda y fing√≠a veinte caras, y averiguaba. Sab√≠a algo de astronom√≠a y hab√≠a adivina¬≠do el cicl√≥n. Era el sacerdote de la isla. ‚ÄĒ¬°Voy a adormecer a la gente! ‚ÄĒdec√≠a a Amiana¬Ľ.

-Aquella noche salieron los muertos

Lino Nov√°s Calvo.