Todo porvenir se desmorona.

Todo porvenir se desmorona.

«Ah, y el amor. Sí, le faltaba compañía. Debe ser muy sabroso reír; reír porque sí. Y tener quien escuche lo que se va pensando».

Hombres químicamente puros.

Jorge Ferretis.

Anuncio publicitario