Sobre malos tiempos.

Sobre malos tiempos.

«Poco es necesario para destruir a un hombre».

Guy de Maupassant.

Pandemias, epidemias y pestes.

Corral de los apestados
Francisco de Goya
Hard Times
Diego Cabrera
Peste en Roma
Jules Elie Delaunay
La familia
Egon Schiele
Self Portrait 2020
Lee Petty
Don’t Worry
Maxim Lingert
En Penitence
Willie Betty Newman
Move!
Jesus Bibian Jr
El triunfo de la muerte
Pieter Brueguel
Flower of hope Covid-19
Amey Tookar
Arrinconar.

Arrinconar.

• MINIFICCIÓN •

Éxtasis.

Antonio Lorenzo Moterrubio

–¡No, no, no!–, gritaba la criatura, acorralada en una esquina del coro de la iglesia.
–¡Vade Retro! ¡Demonio Maldito! –respondía el hechicero, al mismo tiempo que trazaba unas líneas en el aire, confinando al demonio en uno de los tubos del órgano del coro, cual prisión de metal. A partir de entonces, se hizo público que no se debería accionar jamás la techa del tubo correspondiente, so pena de liberar nuevamente al Diablo, provocando plagas y terrores bíblicos.
Así transcurrió largo tiempo, hasta que un organista, arrebatado por una magnífica inspiración, en la cima de un pasaje in crescendo, se olvidó de la antigua prohibición; el Demonio, vibrando extasiado por la música, decidió continuar para siempre en su celda, permaneciendo eternamente en el sublime estado en el que se encontraba.
El Preludio Coral ‘Desciende tú ahora, Jesús, del cielo’, (‘Kommst du nun, Jesu, von Himmel’) BWV 650, de Johann Sebastian Bach, fue, así, compuesto.