Minientrada

Segunda Madre.

• MINIFICCIÓN •

Plegaria.

Jorge Luis Borges

Cuando murió mi abuela, quien jamás había dicho malas palabras, todos estábamos tan compungidos, tan tristes, y preocupados, que tratábamos de que la asistiera un doctor más, de la decena que ya le pronosticaba el final, o el tránsito como dicen los sacerdotes y la transmutación, como afirman los brujos. Y la abuela nos trataba de ver con sus luminosos ojos de ciega, sin articular palabra, hasta que de pronto alzó su voz —habitualmente dulce—, para despedirse: “¡Carajo, déjenme morir en paz!” Y murió, si no en santa paz, al menos reconfortada con su última plegaria.

Quesque madre sólo hay una…

Quesque madre sólo hay una…

Maternidad

Lo que viene de adentro, las entrañas que se
retuercen cuando nos vemos en
las otras, en las que ya no están,
en las que callaron, en las que luchan, en las que sueñan, en mi madre, mi hermana, mi
amiga.
La fuerza femenina, el calor que nutre y
quema, el amor que se expande e ilumina.
El amor que se vuelve sol, estrella, luz.
El deseo.

Vientre, Milena Vargas.

Adele nel vientre del madre
Giovanni Vanacore
Vientre
Milena Vargas
Ver Nápoles y Morir
Sam Gregg
Maternidad Tres
Francisco Urquizo
Damnation
MIhail Spil-Haufter
Minientrada

La Reina Inefable.

• SERIALES •

Cursed

Lady Lunete (Polly Walker):

–Nunca estuve destinada para criar hijos. Mi destino era gobernar. Era mi talento. La reina madre de todos mis súbditos; pero en este patético mundo de hombres con sus malditos linajes y anticuadas reglas, no pude. Me relegaron a hacerte rey. Parece que fracasé en esa simple tarea.

Rey Uther (Sebastián Armesto):

–Madre…

Lady Lunete (Polly Walker):

–No me digas así. No soy tu madre, Uther. Te aseguro que mi verdadero hijo tendría mucho más coraje que tú. No eres el verdadero rey. Te compre. Proclamé que eras mi hijo. Te senté en el trono.

Rey Uther (Sebastián Armesto):

–Nos arruinaste.