Insultos Antiguos II.

Insultos Antiguos II.

Malquisto

Se trata del antiguo pasivo del verbo querer, el cual derivó al sustantivo malquista, ‘antipatía’, y a los adverbios bienquisto y malquisto, con el significado de ‘bien amado y mal amado, bien visto o mal visto, bien reputado o mal reputado’. Se usa para personas que por su mala leche no son aceptadas o admitidas en ningún círculo de amistad porque nadie las soporta; aquellas que disfrutan hablando más de la cuenta desde la inconsciencia del daño que causan sin motivo ni razón. En tiempos de Cervantes malquistar era tanto como enemistar o mirar a alguien con malos ojos.

• • •

El hombre más malo del mundo no aparece registrado en la historia universal de la infamia, pero cada cual tiene su versión de lo ocurrido. En todo caso, el hombre más malo del mundo no pudo más con sus oprobios y los fariseos tampoco aguantaron a tan malquisto vendedor. En un beso se le fue la vida. Era el último beso”.

Judas no pudo más.
Carlos Sánchez Torrealba.

Arrebatos

Arrebatos

«La respuesta que dio Rodolfo a las discretas razones de la lastimada Leocadia no fue otra que abrazarla, dando muestras que quería volver a confirmar en él su gusto y en ella su deshonra. Lo cual visto por Leocadia, con más fuerzas de las que su tierna edad prometían, se defendió con los pies, con las manos, con los dientes y con la lengua, diciéndole:

Haz cuenta, traidor y desalmado hombre, quienquiera que seas, que los despojos que de mí has llevado son los que podiste tomar de un tronco o de una coluna sin sentido, cuyo vencimiento y triunfo ha de redundar en tu infamia y menosprecio. Pero el que ahora pretendes no le has de alcanzar sino con mi muerte. Desmayada me pisaste y aniquilaste; mas, ahora que tengo bríos, antes podrás matarme que vencerme: que si ahora, despierta, sin resistencia concediese con tu abominable gusto, podrías imaginar que mi desmayo fue fingido cuando te atreviste a destruirme».

-La fuerza de la sangre

Miguel de Cervantes S.