¡A papá mono con bananas verdes!

¡A papá mono con bananas verdes!

«Le consiguió trabajo en un diario. «Vos querías escribir», le dijo. Él se ofendió, no quería trabajar, pero tampoco supo decir que no. Tres meses después dijo su madre que ya era tiempo de buscarse un lugar donde vivir. Una casa o un departamento. Esteban se ofendió un poco más».

Hogar de madre.

Mariano Quirós.